«

»

El Paradigma del sistema educativo

A principios de noviembre de 2011 la “consellera d’Ensenyament de la Generalitat”, Irene Rigau, presentó el plan “Catalunya, escola d’emprenedors” con el que se pretende fomentar el nacimiento de nuevos emprendedores desde la educación infantil, ciclos formativos, ESO, FP y bachillerato.  

Bajo mi punto de vista es una idea muy interesante, ya que eso puede implicar la incentivación de las ideas, de la creatividad, y la innovación. Pero ¿cuántos años hace que la educación no ha pasado por un proceso de regeneración, replanteamiento, renovación, reinvención y por tanto de emprendeduría? En el 2009 asistí en la comarca del Vallès Oriental a la presentación por parte de ACC1Ó de un estudio de las futuras necesidades profesionales de la comarca. La información presentada se basaba en unos datos obtenidos un año antes, y pretendía prever un futuro no más lejano de cinco años. Si tenemos en cuenta que el entorno económico va a una velocidad vertiginosa, y que de igual modo lo hacen las profesiones y necesidades actuales, incluso dando por válido el estudio presentado, observamos cómo cualquier parecido de la oferta formativa actual con la realidad profesional es pura coincidencia: el departamento de “Ensenyament” va a una velocidad de tortuga en comparación con la realidad, y eso, sin tener en cuenta que cada cuatro años sufre un parón electoral (que si encima coincide con un cambio de gobierno, como se ha dado en el 2011, entonces el parón se duplica, o triplica) No hablaré de recortes ni otros hechos igual de importantes, pero sí de las consecuencias que todo ello trae consigo: abandono escolar, frustración de los estudiantes, incertidumbre de los padres, de los hijos, y en general, un fracaso escolar, pero también del sistema educativo y profesional.

Algunos estudios realizados acerca del entrono laboral futuro indican los siguientes valores:

– La mitad de lo que un estudiante de carrera aprenda durante su primer ciclo de la universidad estará obsoleto cuando se gradúe.
– La mitad de los puestos de trabajo demandados en el 2010 no existirá en el 2014.
– Los 10 puestos de trabajo que más se van  a demandar en el 2015 no existirán aún en el 2014.

Viendo esto, y viendo la lentitud con la que evoluciona nuestro sistema educativo, no se me plantean otra cosa que interrogantes. De todos modos, y con el intento de dar un voto de confianza a nuestro sistema educativo con su gran idea de enseñar emprendeduría, ahora me planteo la siguiente cuestión: si la gran mayoría de profesores de la enseñanza pública no han pisado en su vida una empresa ni han vivido en sus carnes la experiencia de emprender, ¿qué valores y conocimientos de emprendedor pueden transmitir a unos jóvenes entregados a su bondad? Ser emprendedor no sólo significa crear tu propia empresa, de acuerdo. Ser emprendedor significa ser participativo, entregado, solidario, intuitivo, creativo, innovador, elocuente, tener iniciativa, tener visión, romper moldes, ser inconformista, luchador, arriesgar, estar dispuesto a aprender a partir de los errores, tener tolerancia al fracaso, y sobre todo no perder jamás la ilusión en un país como España donde el fracaso escolar o empresarial se aprecia todavía como algo negativo. Pero, ¿Alguien recuerda cuántas de estas características han tenido nuestros profesores del pasado? Tengo amigos muy cercanos profesores, y debo reconocer que admiro y defiendo mucho su profesión, pero ellos no dejan de estar sometidos a un sistema tambaleante que como fruto de su lentitud es capaz de mermar directamente cualquier vocación o cualidad profesional. A pesar de ello, no hay excusas, ni para los profesores, ni para el sistema, ni para la sociedad, ni para los padres a la hora de involucrarse y participar  en la educación de nuestros hijos.

Dicho todo esto, os dejo con un vídeo muy interesante de Sir Ken Robinson, líder internacional en creatividad, innovación y educación, quién a través de unas imágenes ilustrativas, nos introduce a los orígenes de la educación pública y nos muestra su escasa evolución hasta la fecha. En cuanto al TDAH (Trastorno por déficit de atención con hiperactividad) habla sobre sus “dudas” o interrogantes acerca de su existencia o posibles causas. Y no os perdáis el estudio de creatividad de los “clips” del que nos habla. ¡Muy ilustrativo!

El paradigma del sistema educativo, por Sir Ken Robinson: http://youtu.be/E8OqI5rERq4 

Y ahora decidme, ¿alguien sería capaz de dar más de 10 utilidades para un clip? He ahí nuestro sistema educativo pasado, presente, y si no hacemos nada al respecto, también futuro.

Ferran Badal
coach@ferranbadal.com
http://ferranbadal.com

?
¿Te ha gustado? ¡Compártelo!Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


× 5 = 40

Current ye@r *

Los datos personales que usted nos facilite en el presente formulario, así como aquellas otras que traigan causa del mismo, serán tratados en los archivos responsabilidad de la empresa Ferran Badal i Franco, con la finalidad de establecer y mantener la presente relación contractual con usted y, además, para mantenerlo puntualmente informado sobre los productos y servicios que la misma ofrece. Estos datos serán tratados conforme a lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999 de Protección de Datos de carácter personal, en los ficheros de Ferran Badal, NIF: 46602169Y, con domicilio fiscal en Camí del Verder 5B, 08480 de L’Ametlla del Vallès, Barcelona. En cualquier caso, y conforme a la Ley Orgánica 15/1999 de Protección de Datos de carácter personal, usted podrá ejercer su derecho de acceso, rectificación, cancelación y oposición dirigiéndose a la empresa por cualquier medio que permita identificar tanto su identidad como el envío y la recepción de su solicitud.